Poemas de Rosa Cedrón

La Casa de las Luciérnagas (La Ballesta Magnífica, 2021)

La puerta está cerrada pero las ventanas no. Perfuma una flor nocturna, una magnolia, con
su ojo de fantasma.
Las luciérnagas entran y salen, iluminan pequeños rincones donde habitan el ángel, la
escarcha y el viento que baja de los pinos persiguiendo una blusa blanca.
Es una casa hecha de ruegos y piedritas negras, en una calle de Marte.
Rosita ha sentado a la Belleza en sus rodillas; esconde el sol en una mano y en la otra un
cardo. Canta la madre y asoma la luna su cabeza calva.
Canta del agua buena, lluvia, rocío, estanque o charco y del pajarito de la felicidad que pasa
tan rápido. Para los amigos siempre habrá el fuego de las palabras.
Camet es el fundo fantástico de una infancia; París el viaje al fin de qué noche.
Rascando saldrá el Dios de la guitarra del hermano.
La rapidez del loco es la certeza de la planta.
Y un libro, qué es, sino la sombra con su eclipse de oro sobre un cuerpo que tiembla y el
amor de Mario.

Madre noche


En el temblor de la noche
cuando mi ser llama a su madre
¡Madre noche Madre noche!
Sálvame, el temblor me paraliza
Madre, vuelve encanto este amanecer
Barro
la cruz del tiempo.



Amanece


Amanece
se escucha el lejano rumor del mar
a la luz de la vela
mi Madre canta a la Virgen.




Oro circunda


Oro circunda
náufrago del amor el que no ha llorado
oro circunda.



Las demás causas


¿Dóndeestá, oh muerte, tu aguijón?
¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?
1° de Corintios

Las mañanas con escarcha. Las manos frías.
La helada levantándose de la Tierra arada.
La luna de Camet. El horizonte.
La negra noche sobre aquellos pinos.
Las luciérnagas. Los veranos.
El Sol de noche colgando del manzano.
La mesa afuera. Los domingos.
La avena, el rocío, la cebada.
El frío aquel del agua de la bomba.
Los mil cuchillos agujereando el Alba.
El ángel de la noche...se despierta.
El vino de retinto, que lo embriaga.
La célebre tranquera de los Hartenau.
La infancia de las mil estrellas. Los hermanos.
La belleza que sólo ven los niños sonsos.
Las verbenas rojas...Jorge.
Todas esas causas fueron necesarias,
para que hoy, la luna y la poesía sean
Hermanas en misterio.
El misterio redime.
...Oh...Misterio ¡Redímeme!

Los poemas de Rosa Cedrón musicalizados por su hermano el Tata Cedrón

Acerca de la autora:

Rosa Elisa Cedrón nació en Camet en 1949 y es la hermana menor y única mujer de una
familia de artistas. Vivió algunos años en París, estudió Arte en la educación y comenzó a
escribir a los 14 años. Sus poemas circularon en varias publicaciones de Argentina y España.
En 2018 apareció Luzamor en ediciones La Musaranga.

Related Articles

Responses

0