Dos poemas de Frenesí de Patricio E. Torne

Funámbulo

De tu corazón
al mío tendimos
la cuerda.
Tanto nos habíamos elevado
que el mundo todo
pasaba por debajo.
Fuimos los acróbatas más entusiastas
y arriesgados
de los que se tenga memoria.
Pero de uno al otro vértice
dejamos de balancearnos
y tensamos demasiado
lo que nos unía.
Cuando esa fuerza hizo
que la cuerda cediera
no habíamos aprendido,
todavía, 
a caer dignamente.

Frontman

Uno siente que ha bebido el agua 
de todos los charcos. Uno que ha querido
de todas las formas posibles
sin haber encontrado nunca la ideal,
sube al escenario
con los pocos instrumentos y canta.
Canta cuando arriba el cielo se desprende
de todos los planetas, se hace más liviano,
haciendo que lluevan cuerpos celestes,
igual que un volcán desprendiéndose de sus cenizas.
Hay que soplar con toda la fuerza
para que las palabras más dulces
se mantengan en las alturas,
pero la borra es mucha
y tiende a que se confundan en la tierra.
Entonces uno se pregunta para qué
seguir diciendo cosas si tarde o temprano
los instrumentos desafinan
 se parten, cae la arenisca de los planetas,
las melodías se confunden
con los gritos y el discurso es derrotado
por la contaminación de la lengua.
Esa luz empobrecida que se filtra
desde el spot no hace saludable la imagen
de quien se pone al frente y todo
se vuelve sepia, 
menos el rayo con tu nombre.
Polvo y espuma, entonces, en la frente
del tigre y otras fieras
una noria para el caballo
que ya no gana carreras, pero sabe
como aplacar la sed en la maroma de los charcos.
Hay un final abierto y a capella
donde el que canta es el público
tartamudeando
mientras llora.


de "Frenesí" La Gran Nilson, 2017


Patricio Torne

Nacio en 1956 en Helvecia, Pcia de Santa Fe. Desde 1985 reside en Villa Mercedes, San Luis donde coordina Talleres de Escritura en la Secretaría de Extensión Universitaria (UNSL). En 2010 comienza a coordinar el ciclo Pretexto del que han participado poetas de todo el país. Publicó los libros de poesía: Orbita de endriago (Filofalsía, 1990) Helvecia y otros tópicos (Todos Bailan, 1990) Donde muere la lógica (Ultimo reino, 1992) Anacrónica (Ediciones de la nada, 2000), Perros (Revistas callejeras, 2010) Materialismo Dialéctico (deacá, 2013), Capital Simbólico (Gatogrillé, 2017) Frenesí (La Gran Nilson, 2017) entre otros.

Artículos relacionados

Respuestas

0